Sumate a los CUERVOS de Madrid!!

Para contactarnos mandanos un email a madrid@sanlorenzo.org.ar o llamanos al 918341908

16 ago. 2007

Otra vez la manipulación

Una vez más, periodistas del grupo Clarín, hacen de las suyas para ningunear a San Lorenzo, para ofender a sus hinchas, a su historia.

Podemos leer en Clarín y en Olé de fecha 16/8 dos notas que ofenden la razón de cualquier lector algo advertido. En el diario de doña Ernestina el ya conocido Sr. Gourovich nos trata sin cortarse un pelo de “SUCURSAL” de River. En el deportivo, otro viejo conocido, Pablo Caballero “enrosca” al cándido hijo del Sr. Díaz y lo lleva a lo que el pretende, es decir a advertir una obviedad y a recordarnos aquella locución latina de “Excusatio non petita, accusatio manifesta”.

¿Es que hay otra elección para un jugador de San Lorenzo? ¿Acaso hay que aclarar de qué lado se está?

Seguramente el inefable Sr. Gourovich no reparó nunca en la voracidad mostrada por River respecto a jugadores con antecedentes sanlorencistas en la última década y olvidó que Monserrat, Netto, Montenegro, Tuzzio, Lussenhoff, el pungueo de Yepes con amenazas, el del propio Ledesma, el apunte de apuro y con nocturnidad del propio Germán Herrera hacían pensar en verdaderas manías persecutorias. Todos ellos y alguno más que olvidaré por no mencionar el caso Lavezzi con toda la acorazada mediática a su disposición.

Ahora nos apunta a Pascualito Rambert, a los dos Díaz juniors, a Tula, a Ledesma como si todos fueran reconocidos productos del “buen pensamiento” de las zonas altas de la ciudad frente al barro sureño del “más allá la inundación” que Manzi situaba no lejos de nuestra casa.

Gourovich me rompe soberanamente las pelotas, lo peor es que hay buenos amigos periodistas partidarios y Cuervos de garantía que le dan bola y le ríen las gracietas más allá de que el club le tenga entre los de la alfombra roja y el canapé.

Caballero, a decir verdad, lo tengo menos visto pero con lo de hoy para mi es naipe marcado.

Ya lo decía Julián Centeya: “Yo la manyo pibe, yo la manyo...es la María, la mina del cafiolo Chacarita, aquel que pa’ engrupir la yuta un día se puso a vender de apuro ballenitas...”

Con estos pibes del imperio Noble, pasa igual ¿Qué pensaría de estas cosas el Alemán Göttling? el que nos emocionara con aquel relato del Viejo Gasómetro expoliado.

Osvaldo Álvarez

No hay comentarios: