Sumate a los CUERVOS de Madrid!!

Para contactarnos mandanos un email a madrid@sanlorenzo.org.ar o llamanos al 918341908

3 ago. 2014

La historia de Jacobo Urso


Jacobo Urso nació en Dolores , Provincia de Buenos Aires, el 17 de Abril de 1899. Hijo de Jacobo de nacionalidad italiana y de Rosa Florio ,
nacida en Argentina , compartió el hogar con once hermanos... Ángela, Clementina, Eduardo, Domingo, Juana, Aquiles, Antonio, Alfredo,
Anselmo, Catalina y Vicente...

Cuando era un niño su familia se traslada al barrio de Caballito....en cuyas vecindades comenzó su romance con la pelota y con San Lorenzo
de Almagro, la única camiseta que defendió en su vida y a la que amaba entrañablemente.
Ingreso en nuestro club en el año 1915 actuando en tercera división.

Su innegable calidad hizo que escalara posiciones rápidamente y el destino le tenia reservado un hermoso privilegio...debuto en primera división
el 7 de Mayo de 1916...el mismo día en que se inauguro el Viejo Gasómetro...! donde San Lorenzo venció a aquel poderoso Estudiantes de La Plata
por 2 a 1....

Tuvo una trayectoria muy destacada lo que hace que en el año 1919 fuera convocado para integrar el Seleccionado de la Asociación Amateurs en
Montevideo , en Chile y en el Campeonato Argentino.  

En su puesto natural de half izquierdo defendió la casaca de San Lorenzo durante 107 partidos y convirtió 6 goles.

Cuando estaba en su plenitud y tenia un futuro venturoso por delante, llego la fatídica tarde del 30 de Julio de 1922.  Ese día San Lorenzo enfrentaba a
Estudiantes de Buenos Aires en su cancha de Palermo, frente mismo al Tiro Federal...

Urso era un jugador de una agilidad y dinamismo increíbles, notable en el salto, seguro en el quite, rápido en el despeje y constante en el apoyo.
Con todos estos atributos estaba defendiendo nuestra camiseta, hasta que la fatalidad mostró su garra....Y todo ocurrió así... Se produjo un largo peloteo
dentro del área de Estudiantes, hasta que un jugador de este equipo devolvió la pelota alto...muy alto hacia el centro de la cancha.

Jacobo Urso corrió unos pasos y se elevo para devolver con un cabezazo el envío de la defensa, pero en el intento se encontró con un jugador estudiantil,
el "Alemán" Van Kammenade , que a su vez retrocedía con la misma intención de cabecear la pelota...y recibió un fuerte golpe que le fracturo una costilla.
Lo cierto es que Jacobo cayo sobre el césped con gestos de dolor y tuvo que ser retirado en brazos de sus compañeros. Apenas repuesto del accidente decidió
seguir jugando, desoyendo los consejos de los dirigentes y de sus compañeros...así es que continuo, por el cariño que sentía por la camiseta de su club.....
 
Lo suyo merece inscribirse en la antología de lo épico, siguió luchando hasta el final del partido en pos de la victoria de su equipo ,objetivo que cumplió ya que
San Lorenzo se retiro triunfante.  Pero las consecuencias resultaron nefastas para el. La costilla rota le lesiono un riñón.
 
Inmediatamente de finalizado el partido debió ser internado de urgencia en el Hospital Ramos Mejia , debido a los intensos dolores que padecía. Debió ser operado
dos veces en procura de salvarle la vida. Finalmente, una semana después , el 6 de Agosto de 1922 , a los 23 años, se produjo su deceso.
Su cuerpo fue velado en su domicilio particular de la calle Beaucheff 811.

En un día lluvioso la muchedumbre acompaño a la carroza que desde allí se dirigió hacia el Viejo Gasómetro.
Dirigentes, compañeros de equipo y el plantel del seleccionado checoslovaco, que estaba de gira por Buenos Aires, ingresaron a pulso el féretro dentro del campo de
juego, sobre el cual dieron una simbólica vuelta de despedida , entre muestras de recogimiento.

Posteriormente una multitud de cinco mil almas, lo acompaño hasta su ultima morada en el Cementerio del Oeste ( hoy de la Chacarita ).
El 5 de Agosto de 1923 se inauguro su mausoleo en la Chacarita y haciendo uso  de la palabra, nuestro Presidente Eduardo Larrandart dijo....

" Jacobo Urso...! Los dirigentes de tu club, los socios, tus amigos, tus admiradores, tu pueblo, tu pequeño y grande pueblo que tantas veces batiera palmas para aplaudir
tu habilidad, tu destreza y entusiasmo, os ruegan aceptes desde las alturas esta humilde ofrenda, que es el reflejo fiel del profundo dolor que tu desaparición dejara para
siempre en nuestras mentes y nuestros corazones..."
Sus cenizas por decisión familiar, descansan eternamente dentro del busto que se encuentra en  el Museo del club que tanto amo... pues nada mejor que resguardar bajo su
símbolo, la historia y los trofeos de nuestra institución.

No hay comentarios: