Sumate a los CUERVOS de Madrid!!

Para contactarnos mandanos un email a madrid@sanlorenzo.org.ar o llamanos al 918341908

27 ago. 2013

La cosa comienza a preocupar

El Ciclón jugó la cuarta fecha de este Torneo Inicial 2013 y, en un partido que por momentos se tornó de ida y vuelta, perdimos 3 a 2. Pero esta derrota creo que no fue una derrota cualquiera. En otros partidos se veía al equipo perder pero tenía una idea de juego y no había errores demasiado grandes en las líneas sino más bien virtudes del rival de saber aprovechar las pocas distracciones que el equipo podía tener. Pero ayer fue distinto.
Al comienzo del partido San Lorenzo intentó jugar la pelota pero nos pasó como en el partido anterior por la Sudamericana, se nos vino el rival encima y, a base de presión, no nos dejaba jugar la pelota con tranquilidad. También comenzaron a verse errores en los pases de jugadores de los cuales no es lo que se espera (caso Correa, Mercier e incluso en alguna ocasión, Romagnoli). Hasta que, a los pocos minutos de partido, vino lo que viene ocurriendo en el último tiempo y que ya es preocupante. Una falta absolutamente innecesaria del peor jugador de la cancha (Mas) le permitió un tiro libre al local el cual se ejecutó llegando a un jugador que entró absolutamente sólo por la otra punta del arco ante la atenta mirada de todos para meter el gol con tranquilidad. Pelota parada en contra (de una falta tonta como en la Sudamericana) y gol para el rival. San Lorenzo después logró tener más el control de la pelota pero ni Correa (de muy floja actuación) ni Romagnoli (actuación aceptable aunque en seguida vieron que sería el único que podía desequilibrar y casi no lo dejaron moverse) lograban hacer una jugada por el medio para poder darle la pelota redonda a Verón o a Cauteruccio. Las constantes subidas de Mas y de Buffarini (probablemente su último partido) no terminaban en nada ya que a Mas si lo trababan le sacaban la pelota y cuando lograba tirar un centro no tenía buen destino y por el lado de Buffa había más garra e intención pero le costaba tirar centros.
Pero lo peligroso era que Mas no volvía casi nunca a tiempo para defender (y cuando volvía no marcaba bien o hacía faltas tontas) y Buffarini algunas veces tampoco volvía con lo cual la defensa quedaba desprotegida. Y para colmo Cetto no tenía una de sus mejores noches y erró alguna pelota. Gentiletti tenía que arreglárselas como podía contra el mundo y más de una vez se lo veía muy solo. Torrico por suerte volvió al arco y demostró que en este presente de San Lorenzo, él tiene que ser el arquero ya que, si bien no es el arquero con más reflejos que hayamos podido ver, es el que mejor rinde en este presente del equipo bajo los tres palos.
Volviendo al partido, el Ciclón luego de estar uno a cero abajo, comenzó a adueñarse de la pelota y a ir al arco de en frente. Pero sin ideas y también gracias a que Quilmes se replegó bastante. El gol llegó de la forma que tenía que llegar. Una individualidad. Verón entró al área por la izquierda y definió perfecto al otro palo del arquero. Pero esto mismo es lo que preocupa de este San Lorenzo, se está dependiendo de la aparición de individualidades y no se juega inteligentemente en equipo. Y como Correa viene apagado, Piatti tiene destellos muy flojos, Romagnoli intenta pero no logra terminar, Ruiz lleva el freno de mano puesto y a Elizari no le dieron ni un minuto, el tema de individualidades no termina de explotar y a los delanteros no les llega la pelota. Incluso Verón tiene que bajar para poder tocar la pelota.
El primer tiempo terminó uno a uno mostrando que San Lorenzo quería remontar en la posesión de la pelota pero sin ideas para jugarla y también mostrando que cada pelota parada en contra de la defensa del Ciclón tenía una cantidad enorme de posibilidades de gol.
En el segundo tiempo el partido arrancó más parejo de como había terminado el primero y pasados unos minutos el local se encontró con un golazo cruzándole la pelota a un Torrico que estaba tapado y no pudo hacer nada. Pero lo preocupante de este gol fue lo que pasó antes del disparo ya que la pelota estuvo dando saltos por el área teniendo a los jugadores de Quilmes atentos a donde iba y revotaba la misma y a los de San Lorenzo mirando al cielo y al pasto para ver si lograban detectar dónde se encontraba la pelota en esos momentos.
Pocos minutos después San Lorenzo se fue al frente con potencia pero sin muchas ideas y en una jugada trabada en el área del local, Cauteruccio la empujó dentro del arco.
El partido se mostraba parejo pero de repente vino un golazo impresionante desde afuera del área de un jugador de Quilmes que la clavó en un ángulo haciendo imposible que Torrico logre tocarla y sentenció el 3 a 2 definitivo. Poco más que contar para los minutos siguientes.
En síntesis, hay jugadores que no están en nivel de primera de San Lorenzo (Mas), hay jugadores que están sintiendo el peso de la presión y necesitarían un poco de descanso (Correa) pero lo más preocupante, hay que volver a intentar tener una identidad de juego ya que, en este momento, el Ciclón está perdido. Y calidad de juego tenemos como para estar así.

No hay comentarios: