Sumate a los CUERVOS de Madrid!!

Para contactarnos mandanos un email a madrid@sanlorenzo.org.ar o llamanos al 918341908

23 ago. 2013

La Copa se complica

Luego de cuatro años San Lorenzo volvió a jugar un partido en una Copa Internacional. Y en la primera fase nos tocó jugar contra River en partidos de eliminación directa (en esta Copa no jugamos fase de grupos).
El partido comenzó mostrando a un San Lorenzo que quería adueñarse de la pelota y a un River que quería robarla a base de cerrar sus líneas y ejercer presión. Y así sucedió el partido. Pero a los dos equipos les faltó un detalle... ideas para poder llegar al arco de enfrente. Con lo cual se presentó un partido que River lo hizo muy trabado y que San Lorenzo intentó darle movimiento pero sin ideas y con varias impresiciones en los pases. Y era un partido típico de cero a cero aburrido de no haber sido por una falta infantil por el sector derecho de la defensa que hizo Prósperi y le dio la posibilidad a River de un tiro libre peligroso. El mismo fue ejecutado fuerte y directo al arco por abajo pero también directo al lugar donde estaba posicionado Álvarez. Lo que nadie se iba a imaginar era que Álvarez calcularía mal el disparo y diera rebote. Y lo que menos se imaginaría alguien que tiene una mínima idea de atajar es que el arquero no hubiese posicionado su cuerpo como para, si ocurría que daba rebote, la pelota no saliese para el medio del área y si lo hiciese hacia el costado. Bueno, todo esto se dio en contra y Álvarez dio rebote y para el centro. Nadie se esperaba esto con lo cual, al que tuviese la suerte de estar mejor parado según la posición donde fuese la pelota sería quien podría reaccionar a este rebote. Y ahí había un jugador gallina que la empujó al fondo de la red e hizo que, un partido que era para cero a cero, termine en 1 a 0 para River.
El partido, luego de esto, no cambió mucho. San Lorenzo intentando tocar y con poseción de la pelota pero sin ideas y con varias impresiciones y River luchando las pelotas y tratando de salir de contra pero con menos ideas aún que el Ciclón.
Para el segundo tiempo entró Verón y le dio como más de aire al ataque del Ciclón, pero igualmente las jugadas no llegamon a mucho ya que la defensa de River se cerró aun más y casi no tuvo errores. Y también porque San Lorenzo, en lugar de atacar en equipo, comenzó a atacar intentando hacer pesar las individualidades las cuales no tuvieron una buena noche.
Un partido que debería servir para no volver a cometer estos errores de local que se vienen cometiendo contra el planteo de casi todos los equipos que visitan el Nuevo Gasómetro y que se atrincheran atrás para intentar salir de contra. Ojalá Pizzi le sepa sacar jugo a este partido para así no repetir estos errores de local.
Ahora nos queda ir al gallinero en 2 semanas, esta vez sin público del Ciclón (el de anoche fue solamente con hinchas de San Lorenzo) y con un River que, si bien será local, es muy probable que nuevamente se tire atrás a esperarnos. Si el equipo está encendido, es un partido ganable porque River no tiene mucho y jugando de local sus propios hinchas le van a pedir que no se atrinchere atrás y eso al Ciclón le vendría muy bien para poder soplar nuevamente en el gallinero.
Damián.

No hay comentarios: