Sumate a los CUERVOS de Madrid!!

Para contactarnos mandanos un email a madrid@sanlorenzo.org.ar o llamanos al 918341908

21 may. 2009

Sin querer ser reiterativo

Pasado ya más de un mes del último golpe a la ilusión quedan unas cosas que molestan más todavía cuando se empiezan a ver ejemplos diferentes de otros lados y ciertos intentos de cambio propios.

En lo personal todavía me molesta que luego del desplante del anterior DT escudándose en la ética para no venir en el 2006 (cuando después hace todo lo contrario para ir a otro club), se le haya tenido que dar un cheque en blanco por tanto tiempo una vez en nuestra casa en el 2008.

Hace pocas semanas en el Getafe de España despidieron a Victor Muñoz, quien fuera su técnico por más de 35 fechas. El equipo del sur de Madrid estaba apenas un punto por sobre la zona de descenso directo y si bien nunca fue un equipo de renombre, las pocas temporadas que llevaba en primera lo mostraron como un club que quería ser serio y se tomaba el paso por la primera división no como una mera excursión sino como un desafío deportivo y para perdurar en el tiempo.

Parece ser (parece) que algunos jugadores de la plantilla azulona no estaban de acuerdo con el DT, que sus comportamientos internos no serían los adecuados para un profesional y esta situación (conjuntamente con la de los malos resultados) movieron los hilos de la desvinculación. Cuando Muñoz deja el club lanza a los micrófonos dos frases para tener en cuenta: 1) agradezco a la plantilla que en su mayoría tuvo un comportamiento profesional, 2) ya hablaremos cuando termine el campeonato, porque ahora el club está peleando la permanencia.

Independientemente de la mala campaña y demás cosas, el planteo público de la actitud poco profesional de algún miembro del plantel quedó más que clara en esa despedida. Algo parecido vivimos en Boedo, pero resulta que lo único que escuchamos es que eran momentos, que eran circunstancias y no sé qué más. De la misma manera que Veira en la fiesta del Centenario hizo un tiro por elevación al plantel camarillero del 2005, Muñoz apuntó contra “algunos” no muy profesionales.
En CASLA estuvimos esperando algo similar. Pero los códigos del silencio ganaron.

Otro tema para reírse o llorar es el de la página web de nuestro anterior DT. Figura allí la lista de juveniles promovidos a primera división por su buen ojo y se pueden leer los nombres de Schurrer, Ibagaza, Serrizuela, Galetto, Verón, Romeo, Bossio y Banega, entre muchos otros. En el CASLA este último año debutaron Meza, Centeno y Martinez gracias a lesiones o suspensiones de los titulares y lo mismo ocurrió con Reynoso. Tras un año de gestión (o indi) la lista de juveniles promovidos no es ni extensa ni atrevida en lo que refiere a una jugada arriesgada del DT de probar con un jugador de la casa para determinada situación, sino que respondieron a parches por emergencias y reemplazos de puesto por puesto.

En estas últimas cuatro fechas (un mes) las apariciones de Bordagaray, Juarez, De Vicco, y González parecen tener otro espíritu independientemente de las cuestiones de falta de jugadores. Si bien es cierto que mayoritariamente aparecen en momentos de suspensiones y lesiones, dan la sensación que de verdad se empieza a tener en cuenta el semillero del club.

A esta sensación percibida desde lejos, se suman ahora los comentarios de los involucrados que comentan que ahora sí sienten que son considerados y hasta salen a la luz diferencias con los responsables del manejo de inferiores.
Si teníamos malestar por la gestión del primer equipo, ahora se suma al mal recuerdo la inacción con inferiores.

Es una brisa, no es todavía una tendencia firme y marcada, pero parece que el viento puede empezar a soplar para las inferiores del club. El tiempo dirá luego si son los varones que orgullosos vestirán la casaca azulgrana.


Ojalá surjan los ídolos de verdad.

Aguante Ciclón
Sergio

No hay comentarios: