Sumate a los CUERVOS de Madrid!!

Para contactarnos mandanos un email a madrid@sanlorenzo.org.ar o llamanos al 918341908

23 mar. 2009

Caída Libre. Dios nos libre.

De los últimos 9 partidos jugados nos llevamos 7 derrotas.

De los últimos 22 ganamos 7 (solamente casi un 32%). Con dos empates y el resto derrotas.

Hace 13 partidos que no tenemos el arco sin goles en contra. A pesar de tener un técnico que busca primero el “cero” en el arco propio, no lo podemos mantener invicto ni con un pobre rival como el equipo mexicano y jugando de locales.

Equipos que pelean puestos de promoción nos ganan, algunos hasta tocándonos la pelota de manera espeluznante en nuestra propia cancha.

Equipos que vienen de rachas de derrotas, cambian técnicos, nos enfrentan en medio de su crisis y nos ganan sin atenuantes.

No remontamos un partido desde el enfrentamiento con el CAH en el torneo anterior.

A pesar de los refuerzos y los pedidos, tenemos 3 jugadores para hacer de enlace pero nadie se da cuenta que no hay un arquero suplente y hay que salir corriendo el domingo a la tarde a ver si el chino tiene el boliche abierto para comprar algo urgente (y menos mal que el chino de la esquina tenía algo…)

En el torneo pasado se perdió una ventaja de 13 puntos (en un torneo corto) con el equipo que a la postre ganó el certamen.

Vemos semana a semana, desde el bajón que empezó con Ra-Sin, un equipo que deambula la cancha sin ideas, que no sabemos si un día juega o no. Este torneo se le ganó a un equipo peleado entre ellos en la cancha, al que venía de salir último en el torneo anterior y además (hoy de manera inexplicable) a Tigre en su cancha. No vemos un equipo sino individualidades que en un momento la pegan y listo.

Luego de las expulsiones de ayer el equipo se reacomodó por propios gritos, ya nadie busca al banco para ver cuáles son las instrucciones. El DT no sale del banco en el Bidegain, pero sí lo hace de visitante (parece que por suerte su estómago está mejor).

La expulsión de Santana es justa. Pega mal después de tener amarilla. No se la puede discutir. Lo que no se puede entender es que un jugador profesional e internacional haga esta macana a 2 metros del árbitro sabiendo que estaba jugando condicionado.

La de Bergessio preocupa doblemente. Además de mostrar que ese tema lo traiciona infantilmente, demuestra la calentura de un jugador cansado de pelear totalmente solo contra toda la defensa contraria. Un tipo con estas características temperamentales, no puede hacer ese trabajo de bancarse toda una defensa en soledad, porque termina con los cables pelados y pasa esto. ¿No se vió desde el banco que en el primer tiempo ya estaba peleándose con su marcador?.

Jugadores que nos dejaron al borde de la eliminación de la Copa del 2008, siguen repitiendo los mismos errores y no pasa nada. La patada de Botinelli es una clara muestra de lo desubicado del tipo en la cancha cuando la mano se pone complicada. No aprendió del 8M, se mandó la misma hace 20 días en Perú y ahora ayer se la manda de vuelta. Por suerte, la patada de González al final del partido cuando el toqueteo de pelota y el “ole” de la tribuna bajaba, fue sólo sancionada con amarilla. Ahora vendrán las declaraciones de las saltadas de cadenas, de las calenturas momentáneas, de las 120 pulsaciones. ¿Nadie les recuerda que están en un laburo (por algo pelean primero los premios económicos antes que las mejoras deportivas) y deben respetar el bien del equipo que es la representación del “club empleador” que les paga sueldo y premios?. La furia se debe poner para tratar de ganar.

Llama la atención que el comentario del final del partido sea que el árbitro nos jugó una venganza por declaraciones pasadas. Podemos estar de acuerdo en que faltas del primer tiempo contra Rivero o Bergessio no fueron sancionadas y luego, el mismo tipo de falta pero a favor del local, sí era considerada como tal. Podemos estar de acuerdo que antes de la patada de Botinelli, Voboril es golpeado y esa jugada no es castigada con la tarjeta que se merecía. Pero la realidad del partido es que no jugamos a nada y que no hicimos nada en los 55 minutos del 11 contra 11. Después no fue partido.

Ayer jugaron González, Aguirre, Bianchi, Botinelli, Vovoril, Santana, Ledesma y Rivero. Son 8 jugadores de corte defensivo, fogonero, de sudor. De enlace Gómez y arriba Bergessio de Llanero Solitario. ¿Alguien puede creer que ese esquema permitía algo más que traer un punto de Santa Fe, en el mejor de los casos?, Y si se ponía el equipo en desventaja, ¿cómo lo remontaba con ese esquema?. Además, ¿contra quién jugábamos? ¿Contra el Manchester en Old Traford?.

Ayer la distancia entre el mediocampo (que no tocaba pelota) y los delanteros era una medida abismal. Más de una vez quien pudo llegar por izquierda de nuestro ataque se encontraba con el problema de no poder mandar un centro porque o no había ninguna camiseta azulgrana o era solamente una en medio de 3 o 4 defensas.

De la misma manera, a pesar de poblar del medio para atrás nunca tuvimos el control de la pelota. El primer tiempo fue para el bostezo y San Lorenzo no contagió nada ni dio la impresión de poder al menos inquietar a su rival. Paupérrimo.

En el primer tiempo Aguirre pisa una pelota para salir girando por detrás, se le roban y se genera una contra que por suerte no terminó en nada. En el segundo tiempo hizo lo mismo cuando era el último hombre de la línea y haciendo la salida del equipo, se la volvieron a robar y nos facturaron el 2-0. Un error infantil que no se puede creer de un jugador profesional.

Seguimos escuchando el latiguillo de confío a muerte en mis jugadores. Si estos últimos ni miran al banco buscando una instrucción, si a pesar de la debacle no sale del banco, si un jugador se corta la mano pegándole a un cristal por la bronca de las decisiones técnicas, o si parece que no cayó bien el planteo táctico….. ¿se puede decir que todas las patas de la mesa están unidas en pos de un logro deportivo?

La realidad económica de San Lorenzo es mala. No hay dinero y eso es conocido por todo el mundo. Desde hace tiempo que estamos así. A pesar de eso unos tipos están metiendo plata en el club y se pudo armar un plantel que, por nombres, muchos dicen que es el más completo del torneo local. A pesar de ese supuesto valor, estamos sin ver fútbol, sin ver triunfos, a seis puntos del torneo local y al borde de la eliminación en el continental. Esperemos que los que ponen la tarasca no emigren a armar vidrieras en otros lados porque volveremos a ver al CASLA con Moreno, Messera y demás jugadores pagables pero olvidables. Hasta desde ese aspecto la situación que estamos pasando es complicada.

Perdemos de local por la copa y el cambio es delantero por delantero.


¿Se puede mantener un gestor de grupo, con estos resultados, pagándole el mejor sueldo del país?
¿Se puede seguir arriesgando el nombre del club con este presente?
¿Se puede seguir perdiendo el tiempo para nada y endeudándose?
¿Se puede seguir con este presente de rutina perdedora y de errores infantiles? ¿Son normales tantos errores?
¿Se puede seguir dejando perder el valor de una marca que se intenta levantar?
¿Se puede dejar agigantar una imagen de equipo patotero que no hace más que pelearse sin sentido?
¿Qué valor futuro tendrán jugadores que no logran nada? ¿Se quedará San Lorenzo con la deuda que genera este presente?


Por lo menos la paellera cibernética nos dejó ver el partido como hacía meses no se podía (escuchar al relator bosnio y entenderlo fue una labor imposible) y un sanlorencista vio salvada su permanencia en el cargo……
Aguante Ciclón
Segola

No hay comentarios: