Sumate a los CUERVOS de Madrid!!

Para contactarnos mandanos un email a madrid@sanlorenzo.org.ar o llamanos al 918341908

10 mar. 2008

Apostillas del viernes

Temas sueltos de la noche madrileña de la victoria frente a Deportivo Cereijo.

  • Por suerte volvimos a ganar. Hacía bastante que no se ganaban dos partidos seguidos y, de cara a lo que se viene, el factor anímico de estos tres puntos son muy necesarios. Tan necesarios como la suma de puntos en sí misma para no quedar tan alejados de los puestos principales de la tabla. Si el objetivo del año era pelear los dos frentes a más no poder, se debía seguir sumando.
  • El fútbol volvió a estar en cuentagotas. Se hizo evidente la falta de ese jugador diferente que lleve al equipo. Con D’Alessandro (teórico ejecutor de ese rol) todavía fuera del once titular, se nota que no existe nadie que pueda sentir esa función. Las idas de Montillo y del Pollo son claras muestras de la flaqueza de las arcas del club, de las exigencias de la tesorería, y del consecuente abandono a la idea de jugar con un enlace. Si bien la ardilla no terminó nunca de tener la continuidad necesaria para mantener un nivel destacado (porque no se la dieron o porque no se la ganó, no importa) y más o menos lo mismo con el pollo, no existe un suplente a la figura traída por si una lesión o una mala tarde hiciera necesario su cambio. Un mediocampo con Rivero, Torres, Torres, Hirsig, Acevedo, Alvarado y Bilos (más otros suplentes que tenemos) nos da coberturas, despliegue, corte, pero no nos da fútbol.
  • Nos quitamos la mufa que teníamos desde el inicio del 2008 y por suerte se pudo ganar el primer clásico del año. Ante un equipo que venía mal, que está mirando más la promoción que otros objetivos, pudimos terminar ganando un partido que, en virtud de los estados de ánimo y promesas de cada plantilla, debería haber sido menos trabajoso. Pero clásicos son clásicos y se juegan como tales.
  • Jugar 10 contra 12 es muy complicado y San Lorenzo se sobrepuso a eso y triunfó. La expulsión del empleado de la Sociedad Anónima dejó el partido más equilibrado. Pero . . . no me quiero olvidar que al final ese jugador de más casi nos amarga. Las dos jugadas más claras de Blanquiceleste S.A. fueron de él; primero al dejar un hueco que luego Orión resolvió tapando un penal en movimiento y luego, un tiro por elevación que salió besando el palo derecho del arco Cuervo. Pero es así……. Cuando un jugador como Aguirre está en la cancha, se sabe que en el arco puede quebrarse el cero en cualquier momento.
  • Por Dios!! Para cuándo el gol de Romeo!! El cabezazo que mete en el segundo tiempo merecía ser gol. Por haber abierto la jugada, por ir a buscarla, por llegar con la potencia que llegó, y por ser él .….pero está torcido. Por suerte, el gol del triunfo lo hizo un delantero, algo que no ocurría en este año del Centenario Cuervo.
  • Estábamos todos nerviosos en Getafe, viendo cómo no se resolvía un partido que necesitábamos ganar. Hasta que se apareció un vidente. El “Manosanta de Arroyomolinos”. Venía con cabeza rapada (tipo juvenil debutante en la primera), bajito (estilo el Chapulín Marasco) pero ancho (tipo Rubén Peuchele en talla Small), voz ronca (like “the boss”) y, gin tonic mediante (unos cuantos en realidad), entró en trance y nos batió (antes del ansiado centro que fue a la cabeza de Bergesio): Disfrutá”. Con Fernando nos miramos y a los cinco segundos estábamos todos delirando con el grito triunfal. ¿Quién fue?, ¿Quién era esa deidad bajada del cielo que nos predijo el triunfo?, si hasta nos pareció escuchar a la Gloriosa gritando:
    Me lo dijo una gitana
    Me lo dijo con fervor
    Cuando tengas una duda
    Preguntale a “Alfajor”
    Aguantarlo de ahí en adelante a Jorge fue más insufrible que el corte de transmisión que nos hizo “el plus” a dos minutos del final y que nos obligó a hacer esperar el grito de victoria hasta no poder encontrar a alguien en Buenos Aires, por teléfono, para confirmar el resultado.
  • Se viene el partido por “la renegada” en Bolivia. A principios de año se hablaba que este partido se jugaría con suplentes ya que es un gran desgaste para los jugadores y los 4.000 metros de altura son más complicados que el rival en sí. Lamentablemente los primeros resultados obtenidos nos obligan a ir con lo mejor que tenemos para tratar de al menos traer un punto.

Se acerca el día del Centenario, y esperemos para esa fecha estar mejor que hoy. La banda de los Cuervos seguirá haciéndole el aguante al Ciclón donde sea que el destino nos ubique.

Aguante Ciclón.
Segola

No hay comentarios: