Sumate a los CUERVOS de Madrid!!

Para contactarnos mandanos un email a madrid@sanlorenzo.org.ar o llamanos al 918341908

26 ago. 2007

¡Andalacon...!(O ¿Hay motivos para preocuparse?)

La primera expresión es la que millones de sanlorencistas habrán soltado a modo de sapos y culebras cuando en el tiro del final (nunca más final que anoche) dejamos escapar dos puntos bien ganados en un batalla más en ese estadio donde el equipo local saca todo su muestrario de violencia y matonismo que los árbitros, no se sabe por qué le permiten, al menos contra San Lorenzo. Es como si se hubiera abierto la veda contra el equipo campeón y hay actitudes que hacen pensar en lo peor, es decir, como que hay consignas de que en “en este torneo no toca”.

La verdad que estar a las cuatro y pico de la matina, que es el horario en que andamos los “europeos” o una hora más si el hincha seguidor anda por Israel e irte a apoliyar (o intentarlo, al menos) con esa bronca que supone el gol del último minuto (golazo en su ejecución, por otra parte) obtenido en circunstancias harto sospechosas que hacen que los dedos se te vuelvan huéspedes ¿Por qué digo esto? Por lo siguiente: más allá del error de Botti de hacer una falta en ese lugar y a esas horas, falta que, reconozco, no tengo registrada porque la realización no la mostró en directo y si hubo repetición aquí no se vio o acaso mi bronca no registró todo, viene precedido de otra ilegalidad más que el Sr. Pompei se permite con nosotros. Habría que decir: el Sr. Pompei y sus auxuliares tal como sucediera en cancha del equipo de Villa Luro en nuestra última y recordad presentación. Se corta una ataque de San Lorenzo en el que Romeo quedaba en disposición de gol por un fuera de juego que la repetición demuestra inexistente. De haber continuado la jugada nada de lo que vino después se hubiera producido del mismo modo y tengamos en cuenta que: eso no sucedió porque sí, sucedió porque una vez más se arbitró tendenciosamente contra San Lorenzo y eso no pasa solo por esa jugada. Mientras a San Lorenzo no se le permitía ningún exceso otra vez hubo que presenciar el matonismo y los malos modos del equipo local que no reparaba ni siquiera ante la autoridad del arbitro al que se le hacían desplantes intolerables.
La fama de malas artes del equipo local, heredero de los alfileres y de las guerras psicológicas de otros tiempos parece no querer ser cortada y tanto en este partido como en el anterior se le conceden patentes de corso que, seguro, con los dos equipos del régimen no se le toleran.

Otra cosa estomagante e intolerable es la inquina del comentarista televisivo contra nuestros jugadores. Hubo un tiempo en que este sr. tomó como blanco de sus darsos a Barrientos, ahora su predilecto es Rivero. No había falta en la que Rivero fuera barrido o fauleado, incluso de forma violenta, en la que este periodista no hiciera un comentario tendencioso sobre las características “caedoras” de nuestro nro. 8. Anoche llegó al colmo de sus persecución cuando en una falta confundió a Rivero con Gastón Fernández, al ver sobre la marcha de su discurso denigratorio que no era Rivero la víctima de una falta más del equipo albirojo y que era el nro. 9, lejos de bajarse de su calumnia decidió que también Fernández era otro simulador de caídas largamente conocido.

A esta gente, en San Lorenzo se le ponen alfombras y canapés, cafés calentitos y bebidas refrescantes mientras a modestas emisiones partidarias hechas a pulmón y con ánimo difusor del más grande y no del 3,º como pretende nuestra conducción, se les priva de lo más elemental.

¿Hay motivo de preocupación?

Por un lado sí, ya van 4 puntos piantados con la colaboración arbitral (¿o habría que preguntarse si es el complot?). Por otro, hay que confiar en que mucho más no nos puede pasar y que una vez que el calendario se iguale un poco (llevamos 3 partidos como visitante), puedan jugar a nivel los refuerzos, liguemos un poco más y la obscenidad arbitral sea percibida hasta por quienes no lo quieren ver, esto tiene que cambiar.

Para mi, si el resultado de anoche hubiera sido el que debió, San Lorenzo estaría en igualdad de condiciones que el torneo anterior (se hubiera cambiado el triunfo en Rosario por el de La Plata y el de San Juan por el de Mendoza) ahora seguimos con un partido más perdido, el del Parque de la Independencia que en el anterior fue triunfo, si bien no perdimos en La Plata. El sumando no es especialmente distinto por lo cual no debemos caer en el desánimo y el derrotismo porque no es para ello. Este fixture está claro que no está hecho para favorecernos en este torneo, solo tiene el consuelo de que en 6 meses la cosa será al contrario. Vamos a ver como evoluciona el equipo pero de momento creo que no debe cundir el pánico.
Otra cosa es que el puntero anda embalado y lo gana todo pero más allá de los rumores que indican que este torneo debe ser para ellos “como está mandado” uno se puede permitir pensar que algo va a tener que perder.
Algo positivo también es la actitud del equipo; más allá del rendimiento personal y colectivo, a los jugadores, en su mayoría se los ve dispuestos a la lucha y no están volviendo la cara cuando los rivales se emplean con violencia. Quiero dejar constancia de ello porque si nos quejamos por sus egoísmos económicos, se les debe reconocer cuando cumplen con su obligación profesional pese a venir maltratados por la violencia de rivales a los que los árbitros toleran y favorecen con decisiones injustas

Seguiremos atentos a la pantalla...

Osvaldo Álvarez-

No hay comentarios: