Sumate a los CUERVOS de Madrid!!

Para contactarnos mandanos un email a madrid@sanlorenzo.org.ar o llamanos al 918341908

16 jun. 2007

¿Hay esperanza?

En la semana de resaca que llevamos los sanlorencistas se ha notado una especie de síndrome ‘post triunfo’. Un “a modo” de ¿Y ahora qué? ¿Qué va a ser de nosotros? Incluso la convocatoria al partido en Quilmes ha sido más moderada.

Los hay que anuncian el desmantelamiento del equipo. La inminente marcha de Lavezzi y del mayor de los Bottinelli más las sombras de sospecha que se cierne sobre la continuidad de Fernández (devenido de Gata a Puma) y Silvera, arroja un manto de una cierta decepción.

Si a ello se agrega que hay jugadores con contratos a punto de expirar u otros que están a préstamo (siendo Tula, Hirsig y Méndez los más sonados) el sanlorencista, escaldado por varias experiencias parecidas tiende a encerrarse en el pesimismo y a esperar lo peor.

No obstante hay alguna pista que permite la esperanza: el discurso oficial es que solo se van dos, la continuidad del técnico que, no olvidemos, se ha convertido en la más potente arma electoral a escasos seis meses de unas elecciones hace pensar que no se produciría si hubiera la menor sospecha de que el equipo va a ser arrasado

Otra de las sospechas es el secreto, cada vez más a voces, de que en el proyecto más inmediato hay personas y capitales comprometidos solo si se mantiene una dirección y en esa dirección no cabe el demantelamiento del team .

Conviene estar atentos pero no desesperarse. Se está hablando de inminentes contrataciones del gusto del Sr. Díaz y eso es alentador, el regreso del jugador Ortiz a préstamo en Arsenal es visto con buenos ojos por el actual conductor. Las fechas ayudan a pensar que no se van a volar los asientos de la actual conducción. Nadie está tan loco de enfrentar una elecciones y el centenario desmembrando un equipo campeón. Otra cosa son los métodos a emplear pero de eso ya habrá tiempo de hablar.

Aparte de estas pistas evidentes me quiero quedar con lo más esperanzador que todos los sanlorencistas tenemos como patrimonio y que son dos cosas de no poca importancia: la 1ª y principal, la GENTE, el pueblo azulgrana. A poco que se nos brinde estímulo los Cuervos arrasamos sea donde sea. La concurrencia fue masiva todo el año, siendo notable, la presencia en el interior del país (los tres partidos en la Provincia de Santa Fe y el de Mendoza demostraron a las claras que San Lorenzo tiene presencia nacional ya que no todos los seguidores eran hinchas desplazados de Capital y alrededores). La otra, no menos importante para un futuro prometedor, es que la cantera sigue dando alegrías y esperanzas. La presencia digna y continuada en el equipo de Bianchi Arce y Voboril más ciertas convocatorias a las selecciones menores de varios jóvenes valores siguen invitando a la esperanza y a seguir apostando por las inferiores. Ojalá que el regreso de Ortiz y la inminente consagración de una esperanza como se considera a Acevedo, de quien todos los expertos hablan maravillas, más la irrupción de Cipollone, Acosta, Cadelago, Villalba y algún otro nos aporte más ‘alimento’ para seguir creyendo en el fútbol base y en su mejora permanente.

¿Un lunar negro? La situación y posible frustración de una esperanza que todos llegamos a creer realidad: Peirone. Seguro que tanto el jugador como su representante, incluso hasta la familia pueden tener algo de culpa pero no estaría de más revisar ciertos conceptos en la formación integral de los jóvenes aspirantes a cacks.

En otro orden de valoraciones quedaría el pinchazo de un jugador en que muchos creímos; me refiero a Malingas Jiménez del cual ya se anuncia su marcha sin haber confirmado lo bueno que apuntó en el “anus horribilis” que nos tocó vivir el 2006.

Queda alguna incógnita por aclarar: el regreso de Herrera, Montillo y Esquivel que no sé si serán tomados en cuenta por Díaz. Su presente no parece ser brillante porque si no hubieran sido adquiridos por sus respectivos actuales equipos pero en esto del fóbal, nunca se sabe y si no, no tenemos más que remontarnos a 6 meses atrás y recordar como les iba a Méndez, Hirsig, Ferreira y Tula, solo por mencionar a algunos de los que supieron torcer la historia de fracasos y humillaciones.

Los Cuervos siempre hemos cultivado la fe y está vez no va a ser diferente. El técnico y el reciente título invitan a la esperanza. No nos bajemos de ella.

Osvaldo Álvarez

No hay comentarios: