Sumate a los CUERVOS de Madrid!!

Para contactarnos mandanos un email a madrid@sanlorenzo.org.ar o llamanos al 918341908

20 may. 2007

Pata ancha con los giles que nos miran y se amargan

La sensación de haber apostado a ganador en un parada tan fule y que se haya dado produce esas sensaciones dulces como las del pibe al que le han dado un premio por comerse una helado (de dulce de leche y sambayón, de Saverio más concretamente).

Menos mal que este modesto rinconcito que nos hemos procurado los Cuervos madrileños con la ayuda de Yoni, el Cuervo de Israel que tanto ayuda a todos los sanlorencistas que en el mundo somos, quedó escrito el “Que no ni no” que nos permite darnos dique.

Con asado comido de apuro y de prepo casi, con una tormenta que nos dejó unos minutos sin imágenes y que parecieron una eternidad, el grupo selecto y seguidor de los Cuervos de Madrid pudimos ver en casa de Jorge Pastore este gran paso de la humanidad azulgrana hacia metas más altas.

Hubo momentos de todo y para todos los gustos como aquellos de los dos palos de Silvera o esa otra en que Orión agarró la globa con una mano como diciéndole al mundo entero: “no se preocupen, no paso nada, la tengo aquí, mírenla “ (Agustín, hacele caso a este gil: no hagas esa nunca más, un día se te van a venir trastabillados Méndez o Tula encima, te van a desestabilizar y va a haber drama). Pero el momento más fule de la noche fue cuando la tormenta interrumpió la recepción; no sé cuantos minutos pasaron (5, 10) ¡que sé yo! La joda fue que al volver las imágenes, las cámaras se estaban recreando viendo a una manga de desahogados que festejaban (¿Festejaban?) no sé que boludez, acaso el tener entre ellos una bandera del humilde globito que algún iluso quería mostrar como material de una rivalidad que ya no existe y que hace muchos años quedó aclarada.

El problema es que ante semejante paranoia estuvimos unos segundos procurando interpretar ese jolgorio frustrado que había comenzado un momento antes de piantar las imágenes con el lanzamiento de fuegos artificiales (¿Querrían distraer a alguien? ¿Acaso amortizar estupidamente el gasto en tanta pólvora para chimangos?) Menos mal que Pablito interpretó inmediatamente una jugada de pelota parada de el equipo rojinegro y dedujimos que iban todos arriba, demasiados como para estar ganado. Al tiempo, otro recordó que instantes antes habían empezado a consumar su frustración con bengalas y fuegos de artificio que estaban dispuestos a tirar fuera cual fuera el resultado final. Es sencillo, la respuesta no pude ser otra que aquella de: “Y ahora las bengalas se las meten en el ...”

Más allá de nuestra condición de punteros es notoria la creciente actitud que nos pretende como rivales a batir por equipos de histórica medianía, como por ejemplo los de anoche, incluso los de Villa Luro, por no mencionar a los vecinosfrustrados de toda la vida y a algunos otros que es mejor ni mencionar para no darle chance. Es curioso que estos equipos medianos que llevan años, incluso décadas siendo pisoteados y humillados por el duopolio del stablishment vengan a hacerse la partida con un equipo como el nuestro, paladín del porteñismo sano y poético, del gotán y la pebeta de las clases proletarias emergentes de la emigración del siglo pasado, de un curita gaucho y los carbuñas y mimbreros. Prefieren descargar sus iras y frustraciones con el equipo “más argentino” (esta es una tesis bien desarrollada por el Dr. Roberto Cividino y que un día podemos exponer), más querendón y simpático que hacerle frente al duopolio del poder opresivo y oligárquico que domina todo el circo y se queda con toda la guita de la T.V. aunque nos necesitan a todos los demás para seguir en su histórica punga. Será que como entre estos mediocres hay alguno que debe su estadio a la dictadura se han terminado creyendo que pertenecen a las clases dominantes.
Sigan así giles, que mientras uds. nos eligen como sus odiados competidores los otros dos del chamuyo y la prebenda se siguen riendo de todos.

El caso es que pese a todo, pese a toda la contra juntaletras y microfonera, el Viejo y Querido Ciclón de Boedo sigue haciendo pata ancha en cualquier plaza y aún sin tener una dirigencia guerrera y resistente, con su gente que lo sigue en las buenas y en las peores, se mantiene firme frente al poder y de tanto en tanto les muestra que en Boedo (identificando en Boedo un sentir que es nacional y mundial) que se les puede dar batalla e impedir que nos sigan pungando a todos los equipos que no somos del poder, de la prebenda y de la guita otorgada impunemente a los dos que creen ser los dueños del circo.

Osvaldo Álvarez


No hay comentarios: