Sumate a los CUERVOS de Madrid!!

Para contactarnos mandanos un email a madrid@sanlorenzo.org.ar o llamanos al 918341908

9 abr. 2007

Que no decaiga, Ciclón

Agobiado por valijas, preparativos y los nervios de quienes pese a haber hecho unas cuantas millas aéreas seguimos teniéndole un considerable respeto al avión (en el barrio le llaman cagazo) no quería irme sin dedicar una líneas a lo visto el sábado a la noche (nuestra madrugada del domingo).

Hacía años que yo no me quedaba tranquilo después de una derrota. Se puede perder pero hay maneras de perder y la del otro día en la “batalla” de La Plata, a mi modo de , es una derrota honrosa. No hay derrotas dulces como algún político quiso ver alguna vez pero sí hay derrotas honrosas y la del sábado fue una de ellas.

Yo no tengo el oráculo del que otros presumen, no sé lo que va a pasar de aquí en más, no sé si el equipo podrá sentir el peso de una campaña que nos ha puesto en la mira de todos y como consecuencia que todos vengan a hacer el partido de su vida contra nosotros. Yo no sé si la ausencia de Hirsig se va a sentir porque, hay que reconocerlo, venía alcanzando un nivel muy aceptable y la otra noche era un referente de juego en un partido de lucha y asperezas mientras, casualmente, fue golpeado de forma inmisericorde sin que el arbitro pareciera no entender que iban por él, que querían sacarlo del partido como fuera. Golpes y golpes, una patada en la cara y después una entrada por atrás que le genera un esquince de rodilla y esperemos que quede solo en eso ¿El arbitro? Bien gracias, cobrando la falta al revés e impidiendo el inmediato cambio con el resultado de que nos hacen el primero gol jugando con 10.

Si nuestros jugadores no caen en depresiones innecesarias (para ello tienen un técnico motivador como pocos) esta derrota no debería marcarlos negativamente. Perdieron dando la cara, como hombres y como futbolistas. No se achicaron en ningún momento. Pueden haber tenido pasajes mejores o peores pero siempre presentaron batalla. Está vez la suerte jugó en contra y lo que les entró a ellos se nos negó a nosotros. Para terminar de dar ánimos hay que rescatar el golazo que hace Lavezzi. Si ese gol hubiera significado un triunfo o un empate in extremis los diarios lo estaban destacando en sus portadas.

Sigo creyendo en este equipo, no se puede dejar de creer en un equipo que tiene los delanteros que tiene, que lucha como pocos y que a pesar de alguna distracción va ganando en la retaguardia. Espero que los jugadores lo tengan interiorizado y si bien no son más que todos sí lo son más que muchos y menos que nadie.

La madrugada sanlorencista de semana santa con los Cuervos de Madrid en una procesión laica por su santo equipo no termino con sabor dulce que esperabamos pero no hay que desesperar, nunca se llegó a santo así como así y los que lo son saben de sufrimientos y caídas.

El sábado y contra el mensana espero poder estar alentado en directo. Voy confiando en nuestro equipo.

¡Sostenga Ciclón!

Osvaldo Álvarez

1 comentario:

Alejandro Luna dijo...

En todo de acuerdo contigo, Osvaldo.
Fui a la cancha y se jugó de igual a igual. La gente de Sanlo reconoció la labor del equipo con aplausos. La diferencia de actitud con respecto a la del torneo pasado nos permite soñar. Los pinchas estuvieron bastante cagados en las tribunas. Saludos.