Sumate a los CUERVOS de Madrid!!

Para contactarnos mandanos un email a madrid@sanlorenzo.org.ar o llamanos al 918341908

20 mar. 2016

La cerveza nos pegó mal

En un partido planteado tácticamente muy mal, San Lorenzo perdió por segunda vez de forma consecutiva en el Campeonato local sumando cinco goles en contra sumando ambos encuentros y con un total de cero goles a favor. El planteo para este último partido fue con cuatro en el fondo (Buffarini, Angelleri, Carusso y Mas), tres en el medio (Mussis, Ortigoza y Belluschi) y tres arriba (Cerutti, Cauteruccio y Blandi). En un comienzo puede entenderse como un planteo que podría funcionar ante un equipo que no había podido ganar ni un sólo partido durante este año 2016 en su estadio y que no había concentrado esta semana por problemas de sueldos impagos, pero a los pocos minutos de juego comenzó a verse que Ortigoza no funcionaba bien en su posición ni cortando ni distribuyendo (erraba muchos pases, cosa no común en este jugador) ni tampoco cubriendo la pelota (algo que es casi una marca registrada en Ortigoza) y Belluschi no daba una pelota redonda a nadie. También se pudo ver a Cerutti jugando por la izquierda, siendo que este jugador desde su llegada al Club siempre jugó por derecha y lo hizo muy bien. Y por izquierda se lo notaba perdido y sin poder hacer buen pie en el campo. Pero el detalle táctico que más alarma es la propuesta de juego que va teniendo el equipo ya que, con la necesidad de ir al ataque, veíamos que cuando los defensores o bien Mussis recuperaban una pelota, no tenían a quién pasársela ya que todos se iban para arriba y no quedaba ningún compañero cerca como para iniciar una jugada así que comenzaron a verse muchos pases a jugadores que estaban marcados y que terminaban perdiendo la pelota (o pasando sobresaltos para poder salir jugando) o la segunda opción era el pelotazo largo y a ver que pasa. Un planteo táctico pésimo y una victoria rival que no tardó en llegar y que fue totalmente justificada. Y para el segundo tiempo tuvimos la cumbre de las cosas mal hechas. Teniendo tres mediocampistas de los cuales dos no estaban rindiendo y uno de los tres delanteros que no estaba tocando ni una pelota (Cauteruccio) vinieron los cambios. Un delantero fuera y un mediocampista fuera (Ortigoza y Cauteruccio), hasta acá bien. Y teniendo en cuenta que estábamos perdiendo las pelotas en el mediocampo y no estábamos llegando casi al área rival, lo lógico es dejar a los dos delanteros que quedaban en cancha y poner dos mediocampistas para ganar esa zona y poder llegar con pelota dominada al área rival. Pero... entran dos delanteros más! Con lo cual pasamos a jugar con un 4-2-4 siendo que uno de los dos mediocampistas (Belluschi) estaba jugando mal. Y unos minutos después otro cambio. Esta vez saca a uno de los dos mediocampistas que quedaban (Mussis) y pone a un defensor para quedar con un hermoso 5-1-4 que por más que Buffarini y Mas subiesen, la parte central del medio seguía siendo una hermosa autopista para un Quilmes que por suerte bajó las revoluciones y no aprovechó demasiado las llegadas que fácilmente tuvo al tener esa autopista central libre de peaje para poder llegar al área rival. El planteo va a tener que cambiar MUCHO sino la vamos a pasar muy muy mal. Damián.

No hay comentarios: