Sumate a los CUERVOS de Madrid!!

Para contactarnos mandanos un email a madrid@sanlorenzo.org.ar o llamanos al 918341908

28 jul. 2015

El Comercial


Cuando en el final del 2006 decidí hacer una llamada pública para ver si armábamos una peña en Madrid aparte de pensar en el poco o mucho éxito de la convocatoria me daba vueltas en la cabeza cual sería el lugar adecuado si un buen día llegaba la ocasión de conocernos y fundarla.

Mi idea como viejo vecino de Madrid era buscar un lugar céntrico para que nadie se quejara de la distancia elegida pero sobre todo que tuviera historia, que entre sus paredes hubieran sucedido cosas y anduvieran por ahí los fantasmas de los puntos altos del viejo Madrid. No había duda, era el Gijón o El Comercial y como el primero se ha puesto demasiado caro y cajetilla no había duda. Además había metro en la puerta y estaba bien céntrico.



A decir verdad pocas veces más volvimos al lugar pero nos sentíamos como si estuviéramos en el Dante, en el Bar San Lorenzo o en Las Violetas. Nosotros vivíamos nuestra pasión sanlorencista sin importarnos si entre los parroquianos había escritores, actores o gentes de la bohemia que seguramente de haber conocido nuestras intenciones nos hubieran tomado por locos o casi.



Ayer, al volver de unas breves vacaciones mi hijo me hizo saber que había cerrado el ante-último viejo café madrileño y ni siquiera pudimos despedirnos. Queda el Gijón todavía pero ya dije que se puso caro y turístico y vaya a saber cuando viene alguna multinacional y se lo queda.



Madrid como Buenos Aires ha tenido y tiene, aunque ya de formas diferentes, mucha vida de café. Ahora se escavia más y de dorapa porque todo va más de prisa y ya no nos detenemos a escuchar a los que la saben lunga, a los que nos daban clases de política, filosofía o al delirante que traía una fijota que no podía perder, al veterano que llegó a hablarnos de Carricaberry y el Doble Ancho y que había seguido toda la campaña de Farro, Pontoni y Martino en el 46. Hoy mucha gente va a tomar un café a las carreras y si se queda, ojo porque puede mamarse y siempre de dorapa que a mi, la verdad, no me gustó nunca porque yo me crié en la escuela del café de Cobo y Centenera o frecuenté La Paz, el Ramos, conocí el Dante y hasta La Richmod y Las Violetas que, por fortuna, se libró de la piqueta o de la multinacional de turno.



Nuestra peña, ya lo saben, creció, tuvo días de gloria con visitas de rango y con gente del Ciclón que quiso conocer nuestro sótano o nuestra terraza donde nos amasijamos con el Trucco o el Lunatti de turno y donde el 13 de agosto del 2014 vivimos nuestro momento más brillante rodeados de desconocidos que nunca más volvieron o ni siquiera supimos sus nombre.



Gracias, Café Comercial, en tus mesas pude conocer a los que aún siguen cinchando por el pibe de la quinta, por La Vuelta a Boedo o los locos que soñamos con un básquet como el de La Catedral. San Lorenzo late también en Madrid, sin ruidos ni grandezas pero late. Fue en el Comercial de la Glorieta de Bilbao 7 donde Martín tiró el nombre de Osvaldo Soriano para nombre de la Peña y aqui, pese a todo y contra todo seguimos cadeneros y esperanzados. Chau Comercial, te vamos a extrañar.

O.A.

No hay comentarios: