Sumate a los CUERVOS de Madrid!!

Para contactarnos mandanos un email a madrid@sanlorenzo.org.ar o llamanos al 918341908

13 oct. 2013

Arriba las manos

En la cancha de Arsenal, ante una multitud que copó aproximadamente el 5% del gigantesco estadio (capacidad para 18.500 personas) pudimos vivir dos cosas que eran predecibles. La primera fue que se escuchó más el sonido de los teros que rondan por la zona de esa canchita antes que el canto de la multitud que llevó Arsenal (creo que estaban absolutamente todos los hinchas en la cancha para este partido). La segunda, que algo tenía que pasar si es que el equipo del mafioso se veía en problemas y, efectivamente, esto ocurrió. San Lorenzo salió a robarle la pelota y a no dejarlo llegar con tranquilidad al área, con lo cual el equipo de Don Julio se encontró con un partido complicado y que en cualquier momento sabía que una individualidad de Ruiz o de Piatti podían dejarlo con el marcador en contra. Y esto lo vio el árbitro así que, cuando estaba terminando el primer tiempo un jugador de Arsenal pasó por al lado de Navarro y se tiró para intentar inventar una falta. Un árbitro neutral hubiese cobrado falta a favor de San Lorenzo y amarilla al de Arsenal por simulación. Pero este árbitro sabía que San Lorenzo le había quitado la pelota a Arsenal (en ese momento San Lorenzo tenía un dominio del 57,5% de posesión del esférico) y no podía cobrar la realidad porque ya había amonestado a algún jugador de Arsenal, así que no sólo no amonestó al de Arsenal sino que comenzó a inclinar la cancha cobrando tiro libre para Arsenal y amarilla para Navarro (el cual no entendía nada de lo que estaba pasando). El propio Navarro tuvo una entrada un poco fuerte a los 3 minutos del segundo tiempo la cual, si el jugador no está amonestado es para amonestar, pero si el jugador está amonestado no es para segunda amarilla, y mucho menos sabiendo que se le había sacado una primera amarilla absolutamente inmerecida. Pero el equipo de Don Julio tenía que recuperar la pelota. Así que segunda amarilla y a jugar con 10 San Lorenzo a ver si de esta forma Arsenal podía tener la pelota. Pero hubo otro problema para el árbitro. San Lorenzo, por más que quedó con 10, siguió jugando exactamente igual y siguió dominando la posesión de la pelota. Algo había que hacer. Así que, aprovechando que Gentiletti fue un poco fuerte ante un rival que se le iba, y que ya le habían sacado amarilla en el primer tiempo (una amarilla más que dudosa), lo expulsó y así logró que San Lorenzo quede con dos menos. Esto ya tenía que ser suficiente para que Arsenal logre robar la pelota. Pero, para sorpresa del árbitro (y de Don Julio que lo estaría mirando por la tele), San Lorenzo armó una jugada en la cual Correa se sacó de encima un defensor en la puerta del área y le dio el pase a Piatti, para que éste, con un muy buen quiebre de cintura, deje pagando a otro defensor y quede de frente al arco generando un disparo que fue imposible para el arquero. Golazo! Ganaba San Lorenzo y toda la estructura que había estado fabricando el árbitro se venía abajo. Pero Arsenal, sabiendo que tenía dos hombres más, salió a atacar y, ante una jugada de mucha fortuna en los rebotes que se produjeron (y lo flojito que estuvo la defensa, la cual ya no contaba con su pilar más alto que es Gentiletti) llegó rápidamente al empate. Y lo siguiente ya fue un típico partido de 11 contra 9. San Lorenzo intentó refugiarse y aguantar. El árbitro siguió amonestando a jugadores de San Lorenzo sin sentido para con esto lograr que el equipo se desestabilice más. Y cuando ya se estaba jugando el tiempo adicionado, una jugada que el defensor Catalán no rechazó como debía, terminó provocando la sonrisa del árbitro, de Don Julio y de los millones y millones de hinchas que tiene este Arsenal que es un equipo que, si Don Julio no estuviese al frente de AFAno es muy probable que seguiría siendo un equipo que gane Campeonatos y Copas en lugar de ser un equipo de mitad de tabla en la B metropolitana (o será al revés?). El miércoles se viene un partido por una final de Copa contra el mismo equipo beneficiado. Esperemos que esta vez el árbitro sea imparcial.

No hay comentarios: