Sumate a los CUERVOS de Madrid!!

Para contactarnos mandanos un email a madrid@sanlorenzo.org.ar o llamanos al 918341908

14 ene. 2013

Primeros seis años



Este domingo 13 de enero la Osvaldo Soriano cumplió sus primeros 6 años de vida. Me tomo el atrevimiento de hablar en primera persona del tema, con el permiso (que me auto-asigno, vale aclarar) de mis amigos.
Me acuerdo que estaba buscando noticias de San Lorenzo, medio desesperado después del cierre de campaña del 2006 con el desastroso campeonato del cuervo comandado en ese momento por un ex jugador, cuando en varias de las páginas partidarias apareció un comentario sobre un sanlorencista que quería hacer una peña en Madrid. Me acuerdo que le escribí inmediatamente y que en casi una semana ya estaba organizada la reunión para vernos los primeros cuervos autoconvocados en el tradicional Café Comercial.
No sabía con quiénes me iba a encontrar y a la salida del subte ya vi un par de camisetas cuervas y la hoy inconfundible bufanda del Presi. Después de más de 5 años en España, en ese momento, volver a juntarme con “ese” motivo de por medio no puedo explicar cómo me hizo revivir.
Se presentaron todos (creo haber sido el último en llegar, no recuerdo bien): Osvaldo, Pablo, Damián, Martín, Jorge, y nos fuimos los 6 a tomar algo. No nos habíamos visto nunca, ni en la cancha, ni en el barrio, ni nada; pero la comunión fue rapidísima. A los 5 minutos ya era todo charla cuerva digna de un café de Boedo, de Caballito, de Flores, o de cualquier lugar de influencia cuerva.
Si bien la amplitud del abanico de edades era evidente entre el más joven y el más veterano,  existían además diferencias de años vividos en Argentina (algunos trasplantamos la vida antes o después que otros) y su consecuente diferencia de momentos vividos personalmente en los tablones en tantos años, pero juro que parecía que estábamos en Buenos Aires y que todos éramos de la misma camada. La charla cuerva fue hasta con una pequeña bandera azulgrana colgada en el bar y empezaron de golpe a aparecer láminas, banderines y demás recuerdos (trofeos antinostalgia para los que estamos lejos) que silenciosamente cada uno había llevado.
Se puede decir que compartieron el café o las cervezas, por medio del recuerdo que fue aportando cada uno, los Urso, Monti, Pontoni, Martino, Facundo, Sanfilipo, el Padre Lorenzo, los Carasucias, los Matadores, Los Camboyanos, todos los campeones, deportistas de otras disciplinas, los tablones del Gasómetro, las fiestas de la Gloriosa, el recuerdo de las personas que ya no están físicamente y que nos hicieron cuervos, así como cada una de las cosas que hacen al acervo cuervo de cada uno. Llegó entonces el momento de decidir un nombre y empezó el desfile de propuestas hasta que Tincho dijo “che, y por qué no ponemos el nombre del escritor que murió exiliado” y no lo dejamos terminar de hablar. Había dicho justo el nombre que los que no lo dijimos antes nos recriminaremos no haberlo propuesto: el gordo Soriano.
Ya el tema estaba decidido, y se empezó a pensar en cómo seguir viéndonos. De golpe aparecieron 4 o 5 señoras muy bien vestidas, muy chetas, muy pacatas, de abrigo de piel, mucho dorado colgando y peinado de peluquería reciente, tratando de ocupar nuestras mesas ante la falta de lugar en el café, porque parecía que había que ocupar el lugar por menos tiempo. Pero es que eso ya no era una mesa, era un espacio de tribuna de los que no se dejan. Todavía me río cuando me acuerdo de Alfajor respondiéndoles en su retirada “andá a pedirle a Franco que nos saque”. Majestuoso lo de  Alfajor; dijo justo lo que todos pensamos al verlas.
En poco tiempo apareció el blog, se asociaron los que no lo estaban, se formalizó la peña, apareció el primer lugar para reunirnos (el viejo bar de Getafe), la estampilla,  el primer partido en sociedad (3 a 0 a los bosters en su cancha, en marzo 2007) y empezaron a aparecer nuevos cuervos (no quiero dejar a nadie afuera y pido perdón si se me pianta un recuerdo: el mago, el puteador oficial de la peña, Lucho y Adolfo como asadores oficiales, Gus y su Porteña para mudarnos a Boadilla del Monte, Fer, Rodri, Rodri el rockero de una zapatilla azul y la otra roja como DNI público, Colores, Riky, Cocoliso, la gallega, Jorge, Nico, Fernando, Leonardo, Gustavo, Mauro con su pasión azulgrana digna de elogio a pesar de haber nacido de esta vereda del Atlántico, y paro para no seguir apostando el error del olvido de un nombre).
Pasaron muchas cosas en el medio, el campeonato del 2007, el centenario, la desilusión de los cangrejos, la deuda de la fiesta, el jolgorio de la antena parabólica propia para no depender de nadie, el karma de Internet y Roja Directa, el sin vivir de mayo y junio pasados, algunas ayudas a acciones cuervas, asados, borracheras, chistes, regresos a Buenos Aires, partidas, banderazos posibles y la alegría de la vuelta a Boedo.
Son 6 años de amigos y de un grupo de fanáticos y jodones. Buena gente y divertida. Y como el tema va personal con el permiso no pedido, quiero en mi propio nombre darle las GRACIAS a todos los que estamos y estuvieron en la Osvaldo Soriano por devolverme la alegría y la ilusión de volver a juntarme con mi gente y mis raíces.
Aguante la Soriano!
Sergio

No hay comentarios: