Sumate a los CUERVOS de Madrid!!

Para contactarnos mandanos un email a madrid@sanlorenzo.org.ar o llamanos al 918341908

1 sept. 2008

Otro 9 contra 11

Después del 8M, el partido de ayer tenía un componente de morbo que, aunque era innegable, desde ambos lados se trató de disimular y hasta evitar comentarlo.
La forma en que se jugaron los 90 minutos demostró que la herida de esa noche quedó abierta por el barrio de Nuñez, y que por nuestro lado no se habían olvidado los “piques” de aquellas dos contiendas.

Mucha marca, mucho roce, un árbitro que sacó amarillas por doquier y ni siquiera eso sirvió para aplacar ánimos y pulsaciones calientes típicas de clásico de fútbol.

El cuervo salió con un típico 4-4-2, en donde Ledesma y Torres pelearon constantemente el medio y tanto González como Barrientos, con la doble función del ida y vuelta, tuvieron más trabajo de sudor que de enlace con los delanteros. Así, generalmente se aislaron los dos de arriba y no fueron bochas claras las que le llegaron a los dos puntas de ayer.

González le pifia a una pelota que le llega a la altura de la rodilla adentro del área, cuando nadie podía creer que un especialista en pegarle a la pelota pudiera errar un centro no muy justo, pero que nos ilusionó a todos al verlo llegar libre de marcas y dentro del área.

Dentro de un contexto peleado, trabado y friccionado, el Cuervo no se achicó y basta recordar que Orión sólo cortó centros y tiros de esquina a lo largo de la tarde. Sólo un cabezazo del 9 rival en el segundo tiempo, por encima del segundo palo, significó la jugada más riesgosa sufrida por el Santo en los 90 minutos.

Como contrapartida, un pelotazo de Lavandina al segundo palo que casi si cuela si Ojeda no mete los dedos, fue la situación más clara de todo el partido.
Lamentablemente Romeo sigue peleado ya no con el arco sino con la pelota. Cayó en fuera de juego varias veces, no conectó nunca y la mejor (única) que tuvo fue una pelota pescada en el área (de un tiro de media distancia) y que su mediavuelta mandó a la segunda bandeja. No se le puede negar sacrificio, búsqueda, entrega, compromiso, ni nada de eso, pero le está costando horrores tener una tarde alegre.

Se critica al árbitro hoy y hay muchas páginas que hablan de supuestos penales de Méndez por agarradas en el área……… (a Bergessio, por ejemplo, parecería que lo dejaron saltar siempre limpio), pero muchos olvidan la segunda amarilla que se le debió mostrar a Ponzio (ya con una tarjeta) por el golpe en la cabeza a Lavandina, y que fue ignorada totalmente; lo que marca que a veces el reclamo por rigidez de la aplicación del reglamento no suele ser una cuestión homogénea.
La expulsión de Voboril (segunda amarilla de una primera un tanto discutible) tiró los últimos dos minutos al equipo atrás y ya terminando vino la confirmación que el partido del 8M no estaba olvidado, ni mucho menos, ya que el Gallego Mendez se desquitó del golpe sufrido en el cruce copero y ahora seguramente se quedará varias fechas en la tribuna mirando los partidos. La expulsión del Gallego nos deja un hueco en defensa en las próximas fechas y fue totalmente justa, así como también hubiera sido justa la expulsión de su agresor en la noche de mayo.

San Lorenzo mostró que desde atrás hasta tres cuartos de cancha es un equipo sólido, aguerrido, que no se achica y da batalla dónde sea. El mediocampo y la defensa no suelen dejar huecos y se cierran bien ante el avance contrario; hay presión sobre quien lleva la pelota del ataque contrario y se encima a posibles receptores. Nos faltó el enlace con los de arriba y de haber tenido un poco de fútbol quedó la impresión que se podían haber traído los tres puntos. El Lobo Ledesma estuvo más preocupado en contener a los rivales que en clarificar juego y Barrientos volvió a ser un jugador intermitente con más intenciones que concreciones. Veremos si Solari puede aportar algo más de fútbol en el medio, sobre todo si sigue siendo ese jugador que nos deslumbró cuando jugó en el equipo blanco de Madrid hace unos pocos años atrás.

La Gloriosa volvió a copar el Monumental, se pudieron ver desde Madrid las camisetas del “silencio atroz”, “8M”, “La Gloriosa + 9” y nos queda el mal cuerpo por las expulsiones.

Si hubieran sido antes, a lo mejor, hacíamos otro velorio en el gallinero.

Aguante Ciclón
Segola

No hay comentarios: