Sumate a los CUERVOS de Madrid!!

Para contactarnos mandanos un email a madrid@sanlorenzo.org.ar o llamanos al 918341908

18 ene. 2007

El nombre de nuestra peña

Dar explicaciones por el nombre elegido pudiera resultar un despropósito en si mismo pero quiero que todo el sanlorencismo sepa el por qué de la elección más allá de los méritos que el admirado escritor tenga por su sentir cuervo.

Durante la primera reunión de esta peña, en medio de un dialogo apasionado donde todos intentábamos transmitir tal o cual recuerdo, aquella emoción, aquella anécdota, comenzaron a proponerse nombres pesados de la historia azulgrana. Se habló de fundadores, se habló de verdaderos héroes, de figuras ligadas para siempre al sentimiento sanlorencista, incluso el de algunas queridas figuras que fueron referentes en la ciudad que nos acoge.

Hasta que alguien, casi inocentemente soltó el nombre del recordado Gordo Soriano. A continuación hubo otro que lo respaldó con un argumento, para mi, incontestable: Osvaldo Soriano, aparte de todo lo que pueda representar para el sanlorencismo representa como nadie (o casi nadie, sería más prudente afirmar) al Cuervo en el exilio, al Cuervo alejado, al hincha doliente por no poder estar donde le gustaría estar y que por diversas razones ha tenido que levantar un vuelo más largo y prolongado que el que le hubiera gustado por su condición de “corvidus boedensis”. Aclaro por las dudas que yo no fui el proponente ni tampoco el primer respaldo aunque sí inmediatamente hice mía la idea.

Hay muchos testimonios, muchas páginas antológicas de Osvaldo Soriano retratando el sentir de ese hincha del Ciclón que está lejos físicamente de los avatares de su querido club pero que los vive, quizá por eso, más intensamente que si hubiera presenciado los acontecimientos en el lugar de los hechos.


Las historias contadas por amigos y compañeros de redacción de Soriano en aquellas jornadas aciagas que nos llevaron a descender, o aquella contraportada de Página 12 contando como vivió el campeonato del 95 en la lejanía de París, justifican sobradamente el por qué de esta elección.

No hay comentarios: