Sumate a los CUERVOS de Madrid!!

Para contactarnos mandanos un email a madrid@sanlorenzo.org.ar o llamanos al 918341908

27 mar. 2007

Como si no lo hubiéramos leído

En la lluviosa mañana madrileña me desayuno con declaraciones fuertes de Botti y del Pumita Fernández (lo de Gata no es serio).

Haré como que no lo vi, como que no lo leí. Prefiero “el piano piano si va lontano” de Ramón que no es otro que el de mi abuela, aprendido en su Uboldo de la infancia lombarda.

Dicen por aquí que el que se quema con leche ve una vaca y llora y el común de los Cuervos llevamos un lustro de quemaduras y llagas de difícil curación. La vida y la actualidad mundial, el teatro, la econmía y el tango nos ofrecen innumerables motivos de conversación y no por parecer original o henchir el pecho de emociones uno tiene que salirse del libreto de la discreción. Nunca puedo olvidar a Troilo con el Polaco con esa joyita de “Pa’ lo que te va a Durar” especialmente cuando a uno por un ratito”la vida lo besa en la boca” ¿Acaso será la condición de argentino potenciada especialmente cuando uno es de Boedo? Puede que tenga que ver. Puede que sea más cómodo, no lo voy a negar.

Aunque yo comprendo a los pibes. Los dos, y por distintas razones, vienen desde “el fondo de la noche” como la barriada de Bettinotti. El Pumita marginado del equipo donde soñó ser ídolo desde pibe. Botti cuestionado, puesto en duda por los mismos que un día apostaron por él cuando siendo un juvenil integraba las selecciones nacionales y apuntaba al futuro 6 nacional. Un 2006 de derrotas y humillaciones, de altercados y desprecios. Por eso los comprendo, por eso no me bronco contra ellos porque todos, alguna vez en la vida, hemos tenido el deseo y la tentación de pegar un grito, de hacernos notar luego de etapas de tanta fulería. Encima, si les viene bien para la autoestima y el redoble en el esfuerzo, mejor que mejor ¡Vamos muchachos, todavía!

Pero quede claro, yo no vi, yo no leí nada, me sigo quedando con la moderación de Díaz y con la de mi abuela de Uboldo... y Capitán Sarmiento. Llevo días recordando especialmente su escuela de vida.
Osvaldo

No hay comentarios: